Dave Matthews, fundador y líder de Dave Matthews Band: "Si el destino juega a favor, el show en Santiago será único"

Lo primero son las disculpas: el cantante Dave Matthews, comandante del grupo que lleva su nombre, suelta un torrente de explicaciones, de proporciones similares a sus largas y exigentes presentaciones. Recién acaba de servirse la primera taza de café del día, sus hijas gemelas de 12 años ya están en la escuela (“están cambiando, es un trance duro para un padre”) y está listo para conversar sobre su visita a Chile, el 17 de diciembre en la Pista Atlética del Estadio Nacional
Dave Matthews Band, fundada en 1991 y responsable por ventas de  30 millones de copias, volverá a Santiago tras su presentación de 2010 en Movistar Arena, bajo el paraguas del Santiago Summer Fest y en compañía de Incubus, Soja y Gondwana (entradas vía Ticketek). “Es importante para mí”, explica, “para distraerme de todo este asunto doméstico por un momento”.
Su presentación anterior duró tres horas y  explotó un elemento propio de su banda, la improvisación. ¿Hay un plan esta vez?
Sí, aunque muy abierto. Hemos estado juntos por más de 20 años y somos, esencialmente, una banda en vivo. Usualmente escribo el setlist una hora antes e intento meter las canciones en categorías: “conocidas”, “ruidosas”, “rápidas”. En mi mente no les pongo nombres, pero las distribuyo en bloques, para que la noche tenga un arco, una narrativa que mantenga a la gente interesada. Dentro de eso, reservo espacio para que cada uno de los músicos tenga un gran momento para brillar. En el peor de los casos, será entretenido. En el mejor, inspirador. 
Dentro de poco publicarán el concierto que hicieron en Buenos Aires en 2010, días antes de Chile. ¿Por qué ese y no Santiago?
Lo que hacemos es seleccionar los shows que son únicos, porque grabamos todos. Si el destino juega a favor, si no sonamos como una bolsa de gatos, el show en Chile podría ser único y destacar entre la multitud. Pero no puedo garantizarlo. De todas formas, recuerdo Santiago y la sensación de no querer partir. No soy católico, pero definitivamente siento culpa por no aprovechar estos viajes. Y claro, también está el vino chileno. 
En 1996, usted se abanderó contra la piratería. ¿Cuál es su posición en el mundo de Spotify?
Siempre dejamos que la gente nos grabe, pero después los vendían las tiendas independientes. Sonamos como porquería en muchos. Personalmente, nunca sentí que era “un tema”. Notaba que había gente tratando de hacer dinero, mientras que nuestra idea era que la gente lo compartiera. Se convirtió en algo gigante. Sin embargo, la industria musical es una cosa reciente en la era de la humanidad. Y Dios sabe que la humanidad es una cosa reciente. Así que es difícil defender cierta permanencia en el método de intercambio. Tenemos la fortuna de ser compensados por esto y ya no creo que sea una pelea que valga la pena luchar. 
Compartirá escenario con Incubus y Soja. ¿Qué opina de ellos?
Los de Soja son muy altos, los de Incubus son bajitos. Perdón por lo idiota, pero no los conozco: espero con ansias escucharlos en vivo. 

gentileza la tercera

lo + leido

aviso a todos nuestros visitantes

Las leyes de la Unión Europea exigen que informes a tus visitantes europeos de que usas cookies en tu blog. En muchos casos, dichas leyes también exigen que obtengas el consentimiento de los lectores. 

 asi que ahora esta avisado en el fondo del blog esperamos que esto no desista su visita a nuesta pagina