Avril Lavigne se acerca al público tras polémico Meet&Greet

La noche de este viernes, la canadiense Avril Lavigne presentó su show  en Chile y se acercó físicamente a sus fieles seguidores, intentando borrar la impresión de soberbia que dejó tras las fotos del Meet&Greet en Brasil.
Se tomó su tiempo antes de salir al escenario, pero Avril Lavigne sabe bien lo que hace desde el instante en que pone un pie frente a los más de 10 mil fanáticos cubriéndola de frenéticos gritoneos. Apareció vestida de “Hello Kitty”, con cachos y todo, de chaqueta negra y con un faldón de tul para interpretar esa misma canción que por estos días desató la polémica por su videoclip en Japón y el mundo entero.
Los años no pasan por encima de Avril Lavigne. Su imagen parece la de alguien que, si no ha hecho un pacto maestro con el diablo, indudablemente sabe mantenerse y perpetuar una carrera musical que brotó hace exactamente 12 años, con “Complicated”, que levantó y esparció su nombre como la espuma y la convirtió en la diva del pop que es hoy.
 “Hush hush”, “Let me go”, “I’m with you”, “Girlfriend” y “Nobody’s home” fueron solo algunos de los éxitos que la rubia multi instrumentalista interpretó sobre el escenario del Movistar Arena, ante un coro de fanáticos enardecidos. Así fue el espectáculo que la trajo de vuelta a Chile en el marco del “The Avril Lavigne Tour”, la gira promocional de su último álbum, quizá el más personal de su carrera, que incluye 13 canciones y las colaboraciones de Marilyn Manson y su esposo, el vocalista de Nickelback, Chad Kroeger.
Y si su largo repertorio incluye canciones para todos los gustos, para guitarreros, fiesteros y nostálgicos sin remedio, la canadiense de 29 años sabe escoger con pinzas qué tocar y qué no. En poco más de una hora de show se dio el tiempo además de mostrar sin modestia alguna su virtuosismo en el piano, la guitarra e incluso la batería, cuando interpretó “Song 2”, de la banda británica Blur.   
También hubo tiempo para las sorpresas en el show que próximamente la tendrá en México: probablemente nadie pensó que lo haría, y en efecto no se refirió a la polémica de los últimos días por la frialdad con sus fanáticos en durante el “meet and greet” en Brasil, pero rompiendo incluso sus propios códigos, Lavigne se acercó y tocó al público que tenía más cercano. Fue su forma de zanjar la discusión, que de seguro le parecerá estúpida. Al final de cuentas, cuando está sobre el escenario, sonriente y coqueta, mostrar lo que realmente sabe hacer es lo único que sin duda ha ido madurando con el paso de los años. 

lo + leido

aviso a todos nuestros visitantes

Las leyes de la Unión Europea exigen que informes a tus visitantes europeos de que usas cookies en tu blog. En muchos casos, dichas leyes también exigen que obtengas el consentimiento de los lectores. 

 asi que ahora esta avisado en el fondo del blog esperamos que esto no desista su visita a nuesta pagina