Jared Leto: "Estamos tocando los shows más grandes de nuestras vidas"

Crecer, engordar, adelgazar; nunca han sido problemas para el actor estadounidense Jared Leto (42 años). Para caracterizarse como Mark Chapman, el asesino de John Lennon, subió cerca de 30 kilos. Recuperado su peso normal, bajó otros 20 kilos cuando le tocó encarnar al transexual Rayon en la película Dallas Buyers Club: El club de los deshauciados, estrenada en 2013 y que le significó el primer premio Oscar de su carrera, como Actor de reparto.

Pero cuando se trata de su banda Thirty Seconds to Mars parece que sólo se trata de ganar peso.

Su anterior gira agendó más de 300 shows, metiéndose en el récord Guinness como la más numerosa en el ciclo de un solo álbum. Más de mil personas hicieron los coros en su disco This is war, un disco con un videoclip de 13 minutos y que salió a la venta con dos mil carátulas distintas. Las canciones suelen rematar con coros de niños, capas de teclados, voces duplicadas y sintetizadores. El concepto en Love, lust, faith + dreams -cuarto y último álbum a la fecha- picotea entre la literatura de ciencia ficción y las teorías de control social, mientras que su single Up in the air fue la primera grabación comercial en volar al espacio.

“Y ahora estamos embarcados en un tour muy grande”, comenta Leto, al teléfono desde Los Angeles, California, y a pocos días de armar las maletas para una nueva visita de Thirty Seconds to Mars a Chile (ver recuadro), un grupo que debutó en Santiago para la edición 2011 de Lollapalooza 2011 y que a la fecha suma 16 años de vida y más de 10 millones de copias vendidas. Aunque Leto concita los focos por el reconocimiento de la Academia), su veta musical no es un interés secundario: el actor de Réquiem por un sueño apenas se muestra interesado en hablar de cine. “Ahora me pasa que estoy muy, muy concentrado en ir a Chile y compartir con ustedes este show gigantesco”, asegura.

¿Qué impresión se llevó de Chile para su debut en 2011? ¿Tiene algo que ver con su decisión de regresar?

Fue un show increíble. Estaba excitado por llegar a Chile, imaginándolo como un lugar increíble e inspirador. Lo recuerdo ahora como un gran lugar, de gente y una cultura maravillosa. Estoy muy feliz de volver y seguro que será especial, considerando que ha pasado mucho tiempo desde la última vez que estuvimos por ahí.

La gira de Love, lust, faith + dreams lleva cerca de un año desde su primera fecha. ¿Cómo describiría en lo que se ha convertido?

Simplemente vamos a presentar un show en el que hemos estado trabajando por un año. Y es importante porque hemos estado tocando los conciertos más grandes de nuestras vidas, con arenas y estadios alrededor del mundo donde hemos reunido a 10 mil personas, a veces 100 mil.

Usted describía su banda como “teloneros profesionales”. ¿Qué cambió que les permitió pasar al frente?Hemos aprendido mucho y entremedio también experimentado una buena cuota de éxito. Todo esto ha cambiado nuestras vidas y este grupo se ha convertido en una aventura increíble.CINEASTA Y EN PERSONA

Hay un tercer personaje de Jared Leto que rondará su próxima visita al país: Bartholomew Cubbins. Bajo ese alias, Leto ha dirigido, por más de una década, varios videos de Thirty Seconds to Mars, y en 2012 presentó su primera película, el documental Artifact. Ahí narra la batalla entre su grupo y la discográfica EMI. El sello los demandó por US$ 30 millones cuando el grupo comenzó a ver otras alternativas para editar su álbum This is war. Leto y los suyos ganaron el pulso y eso narra su película. Durante la gira que los traerá a Chile, han programado también funciones donde el actor y cantante se reúne con sus fanáticos para ver y discutir sobre su película (ver recuadro).

¿Por qué le parece importante reservar tiempo de su gira para compartir esta película?

Otros músicos y otras personas dedicadas a labores creativas pueden aprender un montón viendo este documental. Es sobre la corrupción, sobre la batalla entre arte y comercio. Y compartir este documental en una sala de cine es una cosa muy singular, porque la mayoría de las veces, los documentales se ven a través de iTunes, Netflix, en la casa, solo. Así que generar una instancia comunitaria es muy especial. Estaré ahí para responder preguntas del público y para comentar el documental una vez que lo veamos. La gente puede venir y decir “hola”.

Usted solía producir los discos de Thirty Seconds to Mars, además de tocar todos los instrumentos. ¿Qué ganó al sumar al productor Steve Lilywhite al último disco?Es importante. Tiendo a producir la mayoría de las canciones por mí mismo, porque siento que tengo una visión particular para cada una. Así que siempre es bueno trabajar con otra gente: aprendes un montón.

Sus discos se vuelven más y más complejos. ¿Es eso un problema al momento de llevarlos a una puesta en escena?

Para nada. Es uno de los beneficios de la tecnología. Teniendo una banda realmente grandiosa, puedes entregar las canciones tal como fueron pensadas y ciertamente, es lo que pretendemos hacer cuando lleguemos a Santiago.

Después del Oscar, ¿cómo ha sentido impactada su carrera?

No lo sé. No estoy seguro. Ha sido un período maravilloso después de eso, pero hemos estado de gira durante todo el tiempo, desde que se estrenó la película (Dallas Buyers Club) y desde la premiación, así que no ha cambiado mucho, excepto por un montón de alegría y también de ganas de celebrar. Estamos felices de poder llevar ese espíritu a Chile.¿Cuándo y para qué volverá a actuar?Sólo sé que estaré girando hasta septiembre. No tengo idea qué pasará en el futuro.

lo + leido

aviso a todos nuestros visitantes

Las leyes de la Unión Europea exigen que informes a tus visitantes europeos de que usas cookies en tu blog. En muchos casos, dichas leyes también exigen que obtengas el consentimiento de los lectores. 

 asi que ahora esta avisado en el fondo del blog esperamos que esto no desista su visita a nuesta pagina